logotipo centinela

Líderes en Sistemas de Seguridad Electrónica Para Hogares y Empresas

Rawson 1266. Comodoro Rivadavia.

(CP 9000)  Chubut . Argentina.               Te: 0297 4443513

La Primer Alarma Comunitaria de Comodoro Rivadavia

Por iniciativa de un grupo de familias del Barrio Juan XXIII de Comodoro Rivadavia y con la cooperación de la S.C.P.L.en el tendido eléctrico necesario para su funcionamiento, Centinela Alarmas instaló y puso en marcha el día viernes 25 de Septiembre de 2009 la primer alarma comunitaria de la ciudad.

 

LO QUE EXPRESARON MEDIOS DE COMUNICACIÓN LOCALES

Vecinos del Juan XXIII implementan nuevo sistema de alarma comunitaria

El comisario Horacio Antinopay adelantó en Radio del Mar que los vecinos del Juan XXIII implementarán un nuevo sistema de alarma comunitaria para prevenir hechos de inseguridad. El programa prevé la instalación de una alarma en un sector estratégico del barrio que podrá ser activada por los mismos ciudadanos ante una situación de riesgo. Este modo de alerta ya es utilizado con éxito en algunas localidades del gran Buenos Aires.

 

Inseguridad. El sistema fue implementado durante el año pasado y dicen que los resultados son positivos

Desde la vecinal del Juan XXIII se destacó la eficacia de las alarmas comunitarias

Desde la asociación vecinal del barrio Juan XXIII se informó a Diario Crònica sobre el sistema de seguridad adoptado desde septiembre del año pasado. El mismo, aseguran, obtuvo resultados favorables para enfrentar los hechos delictivos en el barrio.
En cuanto al tema de la inseguridad, Carlos Carrizo, presidente de la vecinal del Juan XXIII mencionó que se está trabajando despacio pero bien, porque desde que se instalaron los ocho equipos de alarmas comunitarias en distintos sectores del barrio, los hechos delictivos disminuyeron, siendo, así, el primer barrio en instalar dicho sistema de seguridad.
La idea surgió de las reuniones realizadas en el barrio, donde se consideró buscar nuevas opciones para combatir la inseguridad, por lo que empezaron a indagar sobre ese tema en otras ciudades del país, hasta que encontraron una alternativa para un barrio en donde la mayoría no se conocía.
En cuanto al funcionamiento del sistema, Carrizo resaltó que luego de la instalación, cada equipo ya viene destinado para una cantidad determinada de controles; por lo que cada vecino posee uno. Y ante una situación considerada como sospechosa, se puede activar la alarma y de inmediato se produce un sonido que previene a las personas del sector.
Además, mencionó que en algunas ocasiones cuando algún vecino observa una situación que no es del todo alarmante, tiene una opción donde se puede activar la alarma durante un minuto previo a que suene. De ese modo, quien observa puede consultar al propietario de la vivienda sobre la situación presente.
Así también se fomenta la comunicación entre los vecinos, porque en el caso del barrio Juan XXIII los vecinos de cada manzana poseen un listado con el nombre y teléfono de cada uno de los propietarios de las viviendas. Para no sólo poder ubicarlos en caso de que ocurra algo, sino también para conocer quién habita en el sector.